Ciudades, Congreso CIDEU, Informalidad

El Asentamiento Informal, Piedra Angular de la Ciudad Informal

EX TRAB 053

En Argentina se les llama villas miseria. En Brasil, favelas. Poblaciones en Chile, y barrios en Colombia. Son suburbios y chabolas en España, o el champerio en Centroamérica. En Perú les llaman Asentamientos humanos, y así, una letanía larga de epítetos específicos de cada país o ciudad, ponen sobre la mesa uno de los principales problemas de nuestras ciudades: los asentamientos informales (AI).

No hay dos “AI” iguales, pero podemos caracterizarlos mediante factores comunes relacionados con el origen, las dinámicas económicas, las pautas sociales y culturales, y las relaciones con la ciudad formal, entre otros. Se trata de asentamientos de auto-construcción  sin dotaciones de infraestructura ni servicios básicos, sobre terrenos generalmente usurpados a sus legítimos dueños, localizados en torrenteras o zonas de riesgo, con grave contaminación ambiental. Son espacios densos, de crecimiento instantáneo, situados al borde de las ciudades.

Los pobladores de los “AI” tienen especiales dificultades en el mercado laboral, una subcultura propia, una organización social específica protectora y subordinante, bajos niveles formativos y un mal acceso al sistema de salud. Aunque los “AI” surgen y se desarrollan en apariencia de manera espontánea, la realidad suele caracterizarse por la existencia y rigurosa aplicación de mecanismos y lógicas de ciertos mercados que conducen a la creación y comercialización de suelo urbano informal para gente pobre. Este mercadeo produce pingues beneficios a una minoría a costa de someter a una gran cantidad de personas a las condiciones de vida más miserables.

En relación con los espacios públicos, los asentamientos presentan una situación muy precaria. Lo normal es que no existan como tales, y que si se dan, estén marcados por la inseguridad y el ejercicio de actividades ilegales o abiertamente delictivas. Esto se explica porque la relación de las autoridades con el asentamiento informal, tiende a la transparencia y a la invisibilidad, es decir a actuar como si no existieran, concentrando sus actuaciones y proyectos en mejorar la calidad de vida de la ciudad formal.

552555

Respecto a los equipamientos e infraestructuras todos los “AI” presentan frentes comunes. No están previstos, ni se les puede prever. Serían especialmente necesarios, pues por lo general, los “AI” ocupan espacios marginales, accidentados, donde la ciudad formal no consideró interesante ni prudente desplegarse. Las carencias específicas de los pobladores del “AI” en sus requerimientos de servicios de salud y educación no se corresponden con la posibilidad de dar soluciones internas por su carácter informal,  ni se suelen satisfacer en la ciudad formal por la invisibilidad o estigma que los “AI” transmiten a sus pobladores.

El ejercicio de la autoridad, y las normas de aplicación en cada asentamiento, presenta graves dilemas a los pobladores. La relación con el concepto de propiedad genera inseguridad, siendo muy vulnerable todo el sistema desde la óptica física, económica, jurídica, urbanística, cultural y social del asentamiento.

La conveniencia de regularizar las relaciones entre los pobladores del “AI” y los residentes que les circundan como habitantes de la ciudad formal, así como con las autoridades formales, se enfrenta al rechazo o pasividad de estos por un lado, y a la presión de la solidaridad grupal y el respeto de las normas establecidas por el liderazgo dominante en el asentamiento, de otro.

Estrategias Hacia la Formalidad

Algunas ciudades de CIDEU vienen aplicando estrategias que se han concretado en diversos proyectos estratégicos, que podemos considerar modélicos para abordar diferentes ámbitos del problema. Podemos establecer cuatro categorías de estrategias, cada una de las cuales genera un amplio abanico de soluciones y proyectos. Son las siguientes:

1. Estrategias de anticipación y actuación preventiva para evitar la consolidación de los “AI

2. Estrategias de mejora del AI existente, en materia de hábitat, seguridad y protección medio ambiental y jurídica, espacio público, infraestructuras y servicios, movilidad y otras.

3. Estrategias de reubicación de pobladores en entornos formales diseñados para la transición

4. Estrategias de cambio cultural y para el empoderamiento de los pobladores

Firmas Pedroi - BLOG

Anuncios
Estándar

One thought on “El Asentamiento Informal, Piedra Angular de la Ciudad Informal

  1. Econ. José S. Tafur Torres dice:

    Profesor Acebillo, el tema de los asentamientos Humanos en Perú se ha convertido en la forma comun de como crecen las ciudades, todos los cerros y terrenos heriazos colindantes a las principales ciudades están siendo ocupadas y es muy interesante valorar lo que cuesta a la población formal y al estado dotar de los servicios básicos a estos asentamientos, el estado debería tomar con mayor seriedad las estrategias para incorporarlos a la formalidad a los ya existentes y normar o canalizar la forma menos adañina de como deben crecer las ciudades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s