post
Ciudades, Congreso CIDEU

Construir la Ciudad con y para la Ciudadanía “Urbanismo Inclusivo”

El urbanismo es la actividad que apoyándose en un conjunto de disciplinas, analiza y ordena el espacio donde se asientan las personas humanas para optimizar su bienestar. Si el urbanismo pretende mejorar la realidad transformándola, debe considerar las disfunciones y conflictos del lugar y tiempo en que se produce. Por eso es frecuente encontrarlo como sustantivo, unido a diversos apellidos. Así por ejemplo podemos oír hablar de urbanismo ecológico, pedagógico, de género, cívico, de los promotores, y tantos otros. A nosotros nos interesa profundizar en el concepto de urbanismo que apellidamos inclusivo.

El apellido hubiese sido innecesario si con la práctica la actividad urbanizadora hubiésemos respetado los planteamientos que al respecto había previsto el creador del término, que fue Ildefonso Cerdá, a mediados del S. XIX. Cerdá utilizó el término “urbanización” partiendo del concepto latino de la “urbs”. La Urbs comprendía todo lo que se hallaba en el interior del círculo limitado por el surco que abrían  los bueyes sagrados, en un acto de gran trascendencia simbólica, que los romanos realizaban para convertir en espacio habitable un campo abierto o libre. Al respecto Cerdá escribe: “Estas son las razones filológicas que me indujeron a adoptar la palabra urbanización, no sólo para indicar cualquier acto que tienda a agrupar la edificación y a regularizar su funcionamiento en las agrupaciones humanas ya formadas, sino también el conjunto de principios, doctrinas y reglas que deben aplicarse, para que la edificación y su agrupamiento, lejos de comprimir, desvirtuar y corromper las facultades físicas, morales e intelectuales del hombre social, sirvan para fomentar su desarrollo y vigor, y para acrecentar el bienestar individual, cuya suma forma la felicidad pública”.

Con este planteamiento original el urbanismo debería ser forzosamente inclusivo, pero en la práctica se han cometido dos tipos de errores que podemos y debemos corregir, que le han empujado a dictar soluciones de ordenación urbana excluyentes. El primer error guarda relación con los actores que Cerdá prevee que formen parte del proceso de urbanización. Se trata de los urbanistas o profesionales del urbanismo, de los gobernantes, de los promotores o empresarios del sector, y de un cuarto actor que ha quedado relegado al papel de sujeto paciente, que es la ciudadanía.

Otro tipo de urbanismo, distinto al que ha venido ordenando el espacio urbano, que llamamos inclusivo, tiene que poner en el escenario al actor determinante que es el poblador de la ciudad. Porque urbanismo excluyente es ordenar el espacio urbano para llevar el bienestar a una parte minoritaria de la ciudadanía, sea promoviendo asentamientos de calidad  solo para ciertas elites económicas o institucionales, primando siempre los intereses de quienes se desplazan en automóviles privados, negando la existencia de espacio público para reservarlo a quienes se lo pueden comprar, o diseñando lo urbano sin el prisma y las lógicas requeridas por el género o la discapacidad.

Y aquí tenemos el segundo factor de exclusión a corregir. El fin que se persigue es el bien estar de toda la ciudadanía, al menos hasta generalizar unos niveles mínimos de la cesta de valores que llamamos calidad de vida.

La teoría de la urbanización de Cerdá abordaba la solución de los conflictos más importantes de su época: la higiene, la movilidad, el acceso a la ciudad, las relaciones entre el campo y la ciudad, la densidad urbana equilibrada, la convivencia de las distintas clases sociales, la dialéctica entre la relación y el aislamiento de los pobladores, y el papel de lo privado y lo público, entre otras. Hoy nos tenemos que interrogar sobre dos asuntos claves de la inclusión: Cómo pensar lo urbano con la ciudadanía, compensando el protagonismo exclusivo que al respecto tienen urbanistas, empresarios y políticos, y cómo priorizar las acciones que se deben incorporar a la agenda urbana, para que toda la ciudadanía alcance niveles mínimos de bienestar, socializando el coste y forma de pago de los proyectos derivados de esa agenda.

Incorporar a la ciudadanía al proceso de pensar lo urbano plantea un problema pedagógico y un proceso de cambio cultural. Al respecto vale la pena considerar la idea del Gobierno municipal de la ciudad de Medellín cuando afirma que, en asuntos de urbanismo, “el gobierno local debe ser el primer pedagogo”. Para que el urbanismo sea inclusivo será necesaria la interacción de los técnicos, los promotores, de la ciudadanía, y de los gobernantes, de forma que todos compartan el significado y alcance de las propuestas urbanas, ambientalmente sostenibles. Pero para que la ciudadanía pueda discutir la propuesta urbana, es preciso compartir la información, incorporar a los proyectos las necesidades cotidianas que solo la comunidad conoce, y también, que la gestión de la transformación del entorno sea pareja a la formación de quienes van a vivir la ciudad. Es lo que venimos estudiando como el proceso de transformación de la ciudad, en ciudad educadora.

Pero donde el urbanismo inclusivo juega su baza más importante es a la hora de ofrecer las soluciones convenientes para toda la ciudadanía en asuntos estratégicos como la movilidad, la provisión e implementación del espacio público, y la formalización de las informalidades urbanas. Para que las transformaciones urbanas sean inclusivas y el desarrollo se produzca con equidad, hay que poner a punto metodologías adecuadas para la intervención social. Y estas metodologías deben intervenir antes, durante y después del proceso urbanizador.

Antes, para generar un ambiente de confianza y proximidad, de información para el conocimiento compartido, y de lectura comunitaria de las estrategias alternativas. Toda esta actividad requiere del diseño y realización de los talleres adecuados para facilitar la participación.

Durante el proceso de urbanización, tendremos que incluir un periodo de acompañamiento en la ejecución de las obras con estrategias para la solución de contingencias. Y habrá que vincular la posible utilización de la mano de obra de comunidad, y empoderarla para el ejercicio participativo de la veeduría ciudadana.

Por fin, en la fase que hemos llamado después, se trata de garantizar la sostenibilidad de los proyectos mediante la apropiación, conservación y buen uso de los espacios, obras y servicios entregados a la comunidad.

Las estrategias para un urbanismo inclusivo, buscan armonizar la participación de los cuatro actores referidos: la ciudadanía a concretar en cada comunidad, los gobernantes, los profesionales del urbanismo, y en su caso, los empresarios y promotores del desarrollo urbano. Nos proponemos desarrollar metodologías para la participación activa de la comunidad, negociar la participación transparente y socialmente responsable del sector privado, el apoyo y acompañamiento del gobernante, y la suficiente humildad y dimensión pedagógica del urbanista. La armonía que buscamos solo se va a conseguir con un cambio cultural y con el apoyo de un sistema de información y comunicación eficiente y democrático.  Vale la pena intentarlo porque ello asegura la apropiación y defensa de lo público, y el pensamiento y construcción urbana como expresión del interés común. No se dará la participación de la ciudadanía si no conseguimos motivarla y educarla para ello.

Hacer inclusión requiere realizar el ejercicio previo de identificar lo excluido. Reconociendo que no es bueno generalizar y que cada ciudad debe hacer su propio análisis para diagnosticar y definir el ámbito de intervención más eficaz para mejorar su inclusividad, hemos apuntado tres campos donde en muchas de nuestras ciudades se viven situaciones de inclusividad manifiestamente mejorables: la movilidad, el espacio público, y la formalización de los asentamientos informales y de otras formas de informalidad urbana.

Si la movilidad se ha pensado para dar primacía absoluta al transporte privado individual basado en el uso de combustibles fósiles, se comete el triple error de contaminar, promover lo insostenible, y atascar la ciudad. Habrá pues que rediseñar lo urbano mejorando los transportes públicos, usando energías renovables y propiciando sistemas multimodales para optimizar la respuesta a las necesidades colectivas de movilidad urbana. En muchas de nuestras ciudades será necesario también avanzar hacia una respuesta metropolitana para la movilidad, ya que en entornos conurbados, es difícil resolver el problema de una sola de las partes. Necesitaremos planes directores estratégicos que contemplen la movilidad de forma integral y global.

Queremos ciudades para vivir, no solo para dormir, y el factor que determina una parte sustancial de este propósito, guarda relación con la cantidad y calidad del espacio público puesto a disposición de la ciudadanía. La participación, el encuentro, la sostenibilidad, el paisaje urbano, la identidad, la seguridad y muchos otros valores estratégicos, dependen de cómo se resuelva esta cuestión.

Pensar en un urbanismo inclusivo es también proponer estrategias para incluir e integrar a los barrios marginales o informales que hacen parte oscura de la ciudad, y otras formas de exclusión como la informalidad comercial o la de los espacios obsoletos, marginales o infrautilizados. Las acciones tendentes a la inclusión e integración requieren de tareas trasversales que deben ser asumidas por cada Gobierno, y también por los actores no gubernamentales a los que ya nos hemos referido.

En el encuentro anual que la red de ciudades de CIDEU va a celebrar en la Ciudad de Buenos Aires, dialogaremos y compartiremos nuestra experiencia y metodologías para hacer un urbanismo inclusivo que incluya a todos los ciudadanos y ciudadanas en el diseño urbano y reconozca que existen distintas formas de utilizar y vivir la ciudad. Porque la ciudad es inclusiva en la medida en que respeta, valora y se enriquece en la diversidad. Más información en la Web del Encuentro.

Estándar
Ciudades, Congreso CIDEU

Encuentro Subred Andina Cuenca, Ecuador

firmacideu

La ciudad de Cuenca, Ecuador, convocará y coordinará el encuentro presencial de la Subred Andina de las ciudades de CIDEU. En esta ocasión nos proponemos conocer proyectos protagonizados por las ciudades de la subred relacionados con el tema del “Urbanismo Incluyente”, que por su carácter modélico convenga compartir en la próxima asamblea general a celebrar en Buenos Aires el próximo mes de Febrero del 2015, con todas las ciudades de la red.

El urbanismo incluyente es una forma participada y pedagógica de pensar el espacio urbano con y para la ciudadanía, para que el presente de paso a la ciudad prevista del futuro, la movilidad sea eficaz y sostenible, y se creen y repartan las oportunidades de empleo, educación y salud en un entorno seguro y con un paisaje y un espacio público armónico y funcional.

Las ciudades de la red concebimos el urbanismo incluyente, cívico y pedagógico, que tan buenos resultados aporta a quienes lo vienen practicando, como causa, y a la vez efecto de la tendencia a practicar la innovación urbana, y ya disponemos de un amplio abanico de proyectos que han aportado soluciones en asuntos tan espinosos como la mejora de la seguridad, la conectividad, la formalización de asentamientos y comercios informales, y la gestión de situaciones contradictorias en las conurbaciones urbanas, la producción y el desarrollo sostenible, o el cambio cultural para cultivar el espíritu cívico

Junto a la presidencia de la subred andina, que ejerce el alcalde de la ciudad anfitriona de Cuenca, han confirmado su asistencia la alcaldía de la ciudad de Medellín que ostenta la presidencia de CIDEU y forma parte de la subred andina, y la alcaldía de la ciudad de Barcelona, España, que ejerce el cargo de presidente saliente de la red. También ha confirmado su asistencia la Secretaria General de CIDEU, Maravillas Rojo.

El evento es una gran oportunidad para conocer o revisitar la ciudad de Cuenca, una de las ciudades más sorprendentes del mundo por su urbanismo y urbanidad, por la relación con sus ríos y el Parque Nacional Cajas donde nacen, por los sesenta años de vida de la empresa pública municipal Etapa, encargada de los servicios de agua, telecomunicaciones, alcantarillado y tratamiento de residuos con calidad avalada por sus usuarios y generando plusvalías que repercuten en inversiones para mejorar la calidad de vida de toda la ciudadanía.

La marca Cuenca tiene sitio en el mundo global, y no será difícil encontrar a alguno de los seis mil jubilados primermundistas que han traslado su residencia a una ciudad que les permite pescar truchas desde la acera de su casa, en alguno de los cuatro ríos que salvajes la atraviesan protegidos por los parques lineales que la cívica ciudadanía cuencana a construido en sus orillas. Ven a Cuenca. Y no te olvides de pedir cuy a la brasa.

Para más información podís visitar la web del encuentro : www.cideu.org/subredandina2014/

Pedro-Firma-color

Estándar
Uncategorized

En Venezuela, Alcaldía de El Hatillo innova para impulsar la participación ciudadana

Para el Alcalde David Smolansky del municipio caraqueño de El Hatillo, la participación ciudadana es la columna central de cualquier gestión exitosa, especialmente cuando se trata de gobiernos locales. Los logros en otros pilares de la gestión, como son transparencia y eficiencia en la prestación de servicios públicos y la inversión social enfocada en la seguridad ciudadana, pasan primero por crear mecanismos que aumenten la participación y el compromiso de los vecinos.

El Presupuesto Participativo es una de las innovaciones de la gestión del Alcalde Smolansky. A través de este mecanismo los vecinos colaborarán directamente en la elaboración del presupuesto 2015. La metodología consiste en realizar Asambleas en cada una de las urbanizaciones del municipio.

En estas Asambleas se establecen mesas de trabajo conformadas por vecinos de una misma calle y zona y moderadas por servidores públicos de la Alcaldía. Cada mesa de trabajo delibera sobre los principales problemas, su diagnóstico y las soluciones que proponen, especialmente en cuanto a dónde debe ir la inversión del gobierno municipal. Todo esto se refleja en una matriz que se presenta al foro y que la Alcaldía utilizará al tomar decisiones estratégicas de la gestión, como el presupuesto.

En cada Asamblea participa el Alcalde y su gabinete, lo cual ayuda a establecer relaciones de confianza y de trabajo entre los vecinos y la Alcaldía. Las Asambleas comenzaron el 7 de julio y ya se han realizado 11, con la participación de unas 600 personas.

Los ciudadanos han mostrado su entusiasmo ante el Presupuesto Participativo porque es la primera vez que una gestión de El Hatillo incluye a los vecinos en la elaboración del presupuesto.

También porque la Alcaldía hizo un video protagonizado por el Profesor Briceño, uno de los humoristas más destacados actualmente en Venezuela, en el que explica, de manera divertida y didáctica, en qué consiste el Presupuesto Participativo y la importancia de la asistencia a las Asambleas.

El entendimiento de Smolansky – ya que es licenciado en comunicación social– de que es importante comunicar bien y de forma original ha hecho que la Alcaldía cree oportunidades didácticas para informar al público sobre importantes aspectos de la gestión municipal, demostrando que aunque estos temas pueden parecer complicados o aburridos – una noción impulsada por quienes quieren evadir la participación ciudadana – en realidad no lo son.

Por ejemplo, el Consejo Local de Planificación Pública (CLPP) es una instancia de planificación municipal que por mandato constitucional deben tener todos los municipios de Venezuela. Es el órgano encargado aprobar el plan de inversión anual, a partir de los acuerdos logrados junto con los vecinos en las asambleas de Presupuesto Participativo. Está integrado por el alcalde, los 7 concejales y representantes elegidos por los vecinos en las asociaciones de vecinos y consejos comunales del municipio.

Para lograr una amplia participación en las elecciones a los representantes vecinales en el CLPP, la Alcaldía hizo un video animado para informar a los ciudadanos, de manera simple, para qué es el CLPP y cómo los puede beneficiar que participen en las elecciones. La idea es que de ahora en adelante, ya que saben de qué se trata y qué debe lograr el CLPP, los ciudadanos ejerzan contraloría ciudadana sobre las decisiones que allí se tomen.

Para más información sobre la Alcaldía de El Hatillo ingresen a la página web www.alcaldiaelhatillo.gob.ve y su Twitter @AlcaldElHatillo

firmas-hatillo-blog

Estándar
cropped-61.jpg
Ciudades, Congreso CIDEU

Tres Personalidades de la Estrategia Urbana se Incorporan al Senado de CIDEU

Desde la creación de CIDEU en 1993 las ciudades de la red hemos tenido la oportunidad de compartir numerosas propuestas y proyectos que nos han facilitado conocer y compartir con personas muy valiosas y comprometidas con la estrategia urbana

El XVII Congreso de CIDEU celebrado en Rosario (Argentina) el año 2009 creó la figura de “Senador Estratega”, un cargo de honor y representación con el que la red distingue a personalidades con larga trayectoria municipal y con experiencia en los procesos de Pensamiento y Planificación Estratégica Urbana que hayan tenido un papel activo en la construcción de CIDEU, y que por su saber hacer, merecen formar parte de un selectivo grupo de prestigio.

Las personalidades nombradas conforman el Senado de la asociación, que es fuente de estímulo para la reflexión estratégica de la red y sobre el papel de las ciudades y de la estrategia urbana en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía

El XXI Congreso celebrado en Medellín en abril del 2014 reconoció a tres nuevos integrantes del Senado de CIDEU, tres personas con una larga trayectoria municipal como alcaldes, y con una amplia experiencia como estrategas urbanos. Municipalistas convencidos, comprometidos con los pobladores, han puesto en valor el espacio publico como lugar efectivo de convivencia, y han facilitado la utilización de medios de descentralización y participación. Los senadores que se incorporan y a los que hemos reconocido son:

  • Joan Clos alcalde de Barcelona (España) y actual director ejecutivo de ONU Habitat.
  • Hermes Binner alcalde de Rosario (Argentina) y actual diputado nacional por el frente Progresista, Cívico y Social de Santa Fe.
  • Jorge Herrera Caldera alcalde de Durango (México) y actual gobernador del Estado de Durango.

la-fotoComo símbolo de nuestro reconocimiento les entregamos el grabado que Picasso dejó en la fachada del edificio del colegio de arquitectos de Barcelona, porque si hasta ahora identificábamos dos grandes manuales para estudiar estrategia “El arte de la guerra” de Sun Tzu y el “Príncipe” de Maquiavelo, tal vez es un buen momento para sumar “El Quijote” como buen manual de estrategia. Al hacerlo queremos destacar:

  • La visión de medio y largo plazo que se infiere del contenido y características del relato.
  • La relación creativa entre lo real y lo virtual.
  • La potenciación de valores como sentido profundo de la existencia.
  • La búsqueda de la praxis y de la realización de la utopía.
  • La renovación del pensamiento al uso, y la proyección de un mundo mejor
  • Y por fin, la dialéctica entre el pensamiento culto e hidalgo del Quijote y el popular y refraneramente sabio de Sancho como paradigma de democracia participativa

Con la más afectuosa bienvenida, amigos senadores estrategas de CIDEU, os queremos agradecer de antemano las aportaciones que con toda seguridad compartiréis con todos nosotros y con las ciudades de la red, que nos permitirán seguir avanzando en la renovación y aplicación del pensamiento estratégico urbano.

Firmas Mavi y pedro - BLOG 2 DEF

Estándar
Ciudades CIDEU, Congreso CIDEU, WUF7

Evento CIDEU en el City Changer Room del WUF7

wuf7

El día 7 de abril,  a las 13:30 en la sala City Changer Room (Pabellón ONU-Habitat), CIDEU compartirá con la comunidad internacional reflexiones, consideraciones, propuestas políticas y estrategias adoptadas durante su XXI Congreso “Ciudades para la Vida”,  que se celebrará en Medellín del 3 al 5 de abril. Este evento, bajo el nombre, “Ciudades para la Vida”: Iberoamérica comparte su visión con la comunidad internacional, contará con la intervención de académicos, expertos internacionales y líderes locales, basado en las conclusiones y recomendaciones finales adoptadas en el Congreso, incorporando las reflexiones de otras regiones más allá de Iberoamérica.

El objetivo es lograr una visión de largo alcance y una contribución específica a las conclusiones finales de la 7ª edición del Foro Urbano Mundial así como al proceso que se desencadenara desde el Foro hacia Hábitat III en 2016.

Este evento, aportará una oportunidad única en progresar en la reflexión, desde Iberoamérica ya que junto a una importante historia en la actualidad, se tienen desarrollos y propuestas de la mayor trascendencia para la comunidad internacional, orientadas a un nuevo vivir en el medio urbano y a un nuevo orden social que brinde la oportunidad de alcanzar metas sobresalientes en el campo de la equidad y alivio urgente de la pobreza.

La finalidad principal es contar con una visión global sobre el significado para la comunidad de la idea de “Ciudades para la Vida”, reflexión principal del WUF7 y la base de las reflexiones y propuestas del Congreso CIDEU. Visión que priorizaría la consideración esencial de la cultura y la civilización, en tanto que fundamentos primordiales en la búsqueda de una humanización y armonía, en la evolución acelerada de lo urbano en todos los continentes; luz guía para hacer frente a los problemas fundamentales de la humanidad reflejados todos en las ciudades y lo urbano; vía única para impulsar la aparición de un nuevo pensamiento urbano que deberá ofrecer las líneas más estratégicas en la construcción colectiva y consensuada de la Nueva Agenda Urbana Mundial 2016-HABITAT III.

Concebimos la ciudad como el medio capaz de facilitar el buen vivir de la ciudadanía. Solemos pensar que el “haré” de la ciudad, es decir, las infraestructuras, los equipamientos, el urbanismo, y la estructura de servicios básicos, es la clave diferencial de la aportación urbana a ese buen vivir. La diferencia está no solo en el “hard”, sino el “soft”, lo que diferencia el buen vivir, es el alma urbana.

Por eso en CIDEU pensamos como concretar el concepto en nuestras ciudades, resaltando cuatro factores:

Los valores que se promueven y comparten. La capacidad para pensarse a sí misma y diseñar su futuro, la voluntad de educar y ser educada, la defensa del oficio emprendedor y el cultivo de la capacidad de innovación, solidaridad o el civismo de los pobladores.

La forma en que la ciudad crea y reparte las oportunidades. Las oportunidades de empleo y de salud, las oportunidades de educación o la edad y el género son factores discriminan a la ciudadanía en el reparto de oportunidades.

La capacidad de inclusión sobre la que la ciudad progresa: gerencia incluyente de los asentamientos informales, el comercio informal y los entornos obsolescentes.

La equidad, significa, evitar la corrupción en la toma de decisiones; reducir los niveles de desigualdad; buscar la mayor participación posible de la ciudadanía y la mejora del sistema democrático, y ofrecer los niveles de seguridad necesarios para ejercer las libertades.

Os epereamos el lunes 7 de abril a las 13:30 en Sala City Changer Room en el Pabellón ONU-Habitat en Medellín, Colombia.

Estándar
Ciudades CIDEU, Congreso CIDEU

4 Ámbitos del XXI Congreso: Post II “Inclusión y Equidad”

III. La Ciudad Inclusiva

Comuna13La ciudad presenta muchos factores de exclusión urbana, de los que destacamos los asentamientos informales, el comercio informal y los entornos obsolescentes, por su generalización e impacto. El asentamiento informal es una forma de construir ciudad y ciudadanía que en ciertas urbes se ha convertido en la manera hegemónica de hacerlo, bajo el nombre de favela, villa miseria, asentamiento humano, chabolismo o barrio marginal. Se caracterizan por la inseguridad jurídica, la carencia de infraestructuras y servicios, la mala habitabilidad, la carencia de saneamiento, su ubicación inadecuada, la falta de estímulos culturales para la integración, la carencia de espacio público, el liderazgo propio como defensa colectiva ante autoridades de la ciudad, el desarrollo rápido no planeado, la producción de desajustes en el ecosistema local, el ser fuente de severos problemas sociales mediante las pandillas, bandas, robos, droga, y marginalidad, por el surgimiento organizado siguiendo una lógica de creación de suelo para pobres y por ofrecer una salida laboral difícil y con frecuencia asociada a la criminalidad.

El asentamiento informal se ha intentado prohibir, eliminar o ignorar. Tal vez en algún caso concreto y de forma puntual esas estrategias hayan tenido éxito, en especial si se trata de proyectos necesarios por afectar a la seguridad o a la salud pública. Pero en general, aplicar esas estrategias, durante muchos años, ha dado malos o nulos resultados. Lo que parece inteligente y apropiado es anticiparse y prevenir cuando todavía estamos a tiempo, y hacer proyectos para formalizar los asentamientos ya conformados.

El comercio informal representa un importante nivel de discriminación para el comercio de proximidad urbana instalado en la ciudad, pues supone aceptar cierta deslealtad con quienes pagan los impuestos y tasas municipales, así como la ocupación permisiva y unilateral del espacio público. El comercio informal suele gozar del favor de una parte de la ciudadanía que se beneficia del reflejo en el precio de los bajos costes de la informalidad. La estrategia de acosar y reprimir a los comerciantes informales suele lograr su reubicación, pero solo la formalización ordenada de sus asentamientos, sea de forma definitiva o temporal, la formación empresarial de la persona implicada, el crear infraestructuras comerciales, y facilitar la financiación del camino a la formalidad, da frutos estables. Algunas ciudades actúan con cierta permisividad, o incluso tratan de mirar para otro lado, ante la complejidad del problema.

Muchas ciudades albergan espacios de obsolescencia, sea porque la ciudad no ha acabado de construir la totalidad de su trama urbana, bien por tratarse de espacios productivos con urbanismo y tecnologías obsoletas, o por que el tiempo ha degrado el uso y mantenimiento de algunos centros históricos tan ricos en patrimonio, como caros de sostener. Aunque temporalmente se apliquen estrategias para ignorar o envolver estos espacios de manera que parezcan invisibles a los ojos de la ciudadanía, parece adecuado tratar de regenerarlos con aportaciones estratégicas o estableciendo las alianzas adecuadas, o asociando el espacio obsoleto a algún gran proyecto con financiación garantizada. La intervención en espacios obsoletos es estratégica por su capacidad para convertir la amenaza en oportunidad y hacer de la necesidad virtud.

IV. Desarrollo en Equidad

La ciudad para la vida debe desarrollarse en equidad, para que la ciudadanía se mueva en el marco de los comportamientos éticos, se respete la dignidad de las personas, para evitar la discriminación y para vivir en un entorno pacífico, justo y democrático. Los proyectos estratégicos más significativos, podemos incluirlos en los siguientes entornos:

  • Evitar la corrupción en la toma de decisiones.
  • Propiciar unos niveles mínimos de desarrollo humano.
  • Buscar la participación de la ciudadanía y la mejora del sistema democrático.
  • Ofrecer los niveles de seguridad necesarios para ejercer las libertades.

La corrupción en cualquiera de sus variantes, es el abuso en beneficio propio que ejerce quien ha recibido poder para tomar decisiones justas. La praxis corruptas más generalizadas son el uso ilegítimo de información privilegiada, el tráfico de influencias, el patrocinio, el soborno, la extorsión, los fraudes, la malversación de los recursos públicos, la prevaricación, el tráfico de drogas, el lavado de dinero, la prostitución ilegal, a los desmanes urbanísticos.

Depende de la ciudad o país del que hablemos, pues cada legislación o normativa, interpreta como legales unas actuaciones que otros considerarían corruptas. La estrategia contra la corrupción es la transparencia en la toma de decisiones, la educación en valores de la ciudadanía, el fortalecimiento del tejido social e institucional, la aplicación de mecanismos de represión, y ante todo, el cambio cultural necesario para el rechazo social de los corruptos. Las consecuencias estratégicas de la corrupción son demoledoras. Destruye la democracia y el buen gobierno, cuestiona el estado de derecho, distorsiona y mina los procesos económicos primando la falta de eficiencia, tergiversa la planificación y asignación de recursos en el sector público, es un lastre para el medioambiente, como para el cumplimiento de los derechos sociales, la protección laboral, la sindicación y la prevención del trabajo infantil. Cuando se produce en los entornos menos desarrollados repercute en la ayuda alimentaria, en la construcción de infraestructuras para el desarrollo o en otras ayudas claves, y afecta a todos los ámbitos de la vida.

El desarrollo humano guarda relación con la cantidad de opciones que tiene un ser humano en su propio medio, para ser o hacer lo que desea. Es un modo de medir la calidad de vida en el medio urbano, y una variable fundamental para calificar una ciudad. El índice de desarrollo humano (IDH), tiene en cuenta tres variables: la salud, medida como la esperanza de vida al nacer, la educación, medida por la tasa de alfabetización de adultos y la tasa bruta combinada de matriculaciones en educación primaria, secundaria y superior con los años de duración de la educación obligatoria, y el índice de riqueza, medido por el PIB per cápita en dólares según diversas distribuciones. Utilizando el IDH o bien alguno de los índices similares diseñados para medir el nivel de desarrollo humano de los diferentes barrios de una ciudad, podemos conocer el grado de equidad de los territorios urbanos, y priorizar inversiones necesarias para corregir los desequilibrios observados mediante proyectos de intervención. El PUI de Medellín es un buen ejemplo del tipo de acciones a los que nos estamos refiriendo, mediante el impulso de proyectos de urbanismo pedagógico y participativo.

La participación implica desarrollar iniciativas para integrar a la ciudadanía a la toma de decisiones de manera independiente, sin necesidad de que formen parte de la administración pública o de un partido político. Esta participación se articula mediante la convocatoria de foros, el uso de entidades sin ánimo de lucro, academias y universidades, o a través de herramientas digitales para la participación que ofrecen Internet y las redes sociales. La participación permite a los usuarios mejorar los proyectos y planes, hacer la gestión de lo público más eficaz y transparente, mejorar el compromiso de la ciudadanía con la cosa pública, evitar la contestación que retrasan los proyectos, y hace a las ciudades más equitativas. No conviene improvisar la participación. Es mejor organizarla definiendo bien los objetivos, identificando a los actores más significativos, consensuando la agenda y los mensajes a desarrollar y trasmitir, eligiendo bien las técnicas y herramientas más adecuadas, e identificando la evaluación de resultados.

La seguridad ciudadana que asegura la convivencia pacífica, la erradicación de la violencia, la utilización pacífica y ordenada del espacio público y, en general, evita la comisión de delitos y faltas contra las personas y sus bienes, es un factor de equidad en tanto que la injusticia y los desequilibrios son fuente de violencia. En nuestras ciudades percibimos la seguridad como mejorable en lo que hace referencia a la seguridad vial, la violencia de género y contra las minorías étnicas o religiosas, el acoso, los delitos informáticos, los atentados contra la propiedad o contra las personas, la violencia generada por el narco tráfico y otras formas de crimen organizado. Hay que diseñar estrategias de seguridad y convertirlas en proyectos eficaces. Sin esa base, impera la ley del más fuerte, y no es posible avanzar hacia la equidad.

Proponemos en resumen cultivar y educar a la ciudadanía, porque ella es el alma de la ciudad. De las ciudades que queremos educadas para la vida.

Firmas Pedroi - BLOG

Estándar
Ciudades, Congreso CIDEU, Informalidad

4 Ámbitos del XXI Congreso: Post I “Valores y Oportunidades”

Congreso Medellín

El lema “Ciudades para la Vida” nos propone un marco para reflexionar y seleccionar proyectos idóneos para compartir el conocimiento entre las ciudades de la red. Este marco lo constituyen cuatro  factores:

  • Los Valores que se promueven y comparten en cada ciudad.
  • La manera en que la ciudad crea y reparte Oportunidades.
  • La capacidad de Inclusión.
  • El grado de Equidad.

En principio, estos deberán ser los argumentos de las cuatro mesas que compondrán el seminario de la próxima Asamblea a celebrar en la Ciudad de Medellín, en los próximos 2 al 5 de Abril de año entrante.

Las ciudades de la red deben seleccionar los proyectos que consideren oportunos para ser presentados en el foro del encuentro, y para que sean incorporados a la monografía que sobre el tema editará CIDEU a semejanza de lo ocurrido en Congresos anteriores. El 15 de febrero es la fecha límite de presentación de proyectos por las ciudades de la red

I. Promover y compartir Valores

Son muchos los valores que la ciudad para la vida promueve. Destacamos los más estratégicos:

  • Proyectos que desarrollen metodologías, tecnologías, organización, y maneras de participación para incidir de forma positiva en la capacidad de las ciudades para pensarse y diseñar su futuro
  • Proyectos que potencien la voluntad de la ciudad de educar y ser educada, planteando la educación como valor.
  • Proyectos que planteen la defensa del oficio emprendedor y cultiven la capacidad de innovación.
  • Proyectos para fomentar la generosidad, solidaridad y civismo de los pobladores.
  • Proyectos que promuevan la creación y la búsqueda de una relación enriquecedora de la ciudadanía con los bienes culturales, fomentando la propia identidad, aceptando la diferencia, y aprendiendo de otras culturas.

Los valores son los auténticos sensores de la inteligencia urbana. La ciudad que promueve valores realiza la mejor inversión estratégica.

II. Crear Oportunidades y compartirlas

La ciudad para la vida procura que tanto la ciudadanía como las empresas y organizaciones públicas y privadas generen oportunidades, de modo que todos se encuentren con ellas en condiciones similares. Destacamos las oportunidades que juegan un papel más estratégico y son por ello más determinantes:

Las oportunidades de empleo, que suele ser la base, causa y efecto, de la igualdad de oportunidades. Son especialmente determinantes de la integración generacional de los jóvenes y fuente de valores como la seguridad, la creatividad y otros. Los proyectos que más contribuyen a crear oportunidades de empleo, tienen que ver con la economía del conocimiento, la potenciación de yacimientos locales de empleo, y la creación de infraestructuras, servicios y sistemas para el desarrollo local.

  • Las oportunidades de la ciudadanía en relación con la salud, que se concretan en el hecho de que algunas ciudades ofrecen a sus pobladores una esperanza de vida quince años superiores a otras. Los proyectos que más inciden en la creación y reparto de estas oportunidades tienen que ver con la construcción y mantenimiento de un sistema básico y público de salud, con la implantación de un sistema de prevención y educación para la salud, y la asunción de hábitos de vida saludables por la ciudadanía.
  • La educación, que podemos considerar como el factor más posicionador de la ciudadanía, y que genera más autonomía y capacidad para asumir el propio destino. Para entenderla estratégicamente debe ser continua y partiendo del nivel básico buscar que la ciudadanía aprenda a aprender y pueda ejercer ese derecho a lo largo de su vida.
  • La edad y el género son factores que discriminan a la ciudadanía en el reparto de oportunidades que la ciudad inteligente y con alma debe corregir mediante los proyectos estratégicos adecuados. Es muy necesario desarrollar proyectos para proteger a la mujer de la violencia de género y de tanta forma de discriminación contra las personas mayores y quienes presentan alguna disminución física o psíquica.

Firmas Pedroi - BLOG

Estándar